Diversos estudios afirman que el cerebro humano comienza a perder agudeza a partir de los 20 años, es por ello que a medida que envejecemos la capacidad memorística, el movimiento y la rapidez en el procesamiento de la información se vuelve más lenta. Por ello, mantener la mente activa resulta esencial para mejorar la calidad de vida de las personas mayores y una manera óptima de conseguirlo es mediante actividades socioculturales, juegos, dinámicas, actividades lúdicas, etc. que favorecen la estimulación en diversas áreas.

Dibujo anciano

Es importante romper con las barreras y mitos que nos llevan a pensar que el envejecimiento es sinónimo de una vida solitaria, sedentaria y carente de sentido; nada de eso es cierto, puesto que las personas mayores pueden gozar de una vida plena y activa si se lo proponen.

Para conseguirlo existen multitud de dinámicas y juegos para personas mayores que ayudan a desarrollar sus capacidades cognitivas, físicas y sociales. A continuación os ofrecemos algunos ejemplos que se pueden desarrollar en diferentes espacios de ocio para mayores, como centros de día, asociaciones de vecinos, residencias, etc.

Dinámicas de presentación.

Este tipo de dinámicas favorecen la cohesión de grupo, son ideales para conocer a nuevas personas, fomentar la amistad y potenciar la auto-confianza.

  • “Pásame la bola”: todo el grupo se sienta en sillas formando un círculo. La persona que tenga el balón en las manos comienza presentándose (nombre, lugar de nacimiento-residencia y aficiones), al finalizar le pasará la pelota a otra persona que realizará la misma acción. La dinámica finaliza cuando se haya presentado la última persona del grupo.

Materiales: pelota.

  • “Mi tarjeta”: se le reparte a cada participante una tarjeta adhesiva en la que habrá diferentes espacios para rellenar: nombre, lugar de nacimiento-residencia, aficiones y gustos. Una vez escritas las tarjetas, se las pegaran en el pecho y se pasearan por la sala leyendo las de cada participante. Una vez leídas podrán comprobar quiénes comparten gustos, lugar de residencia, etc. ideal para crear afinidad.

Materiales: tarjetas adhesivas y bolígrafos.

Dinámicas de autoestima.

Ideales para la aceptación del yo, descubrir cualidades y sentir aprecio, amor y confianza.

  • “El círculo de las virtudes”: para esta dinámica es necesario que el grupo se conozca. Estando todo el mundo sentado en círculo se le reparte un folio a cada persona y en él escribirán su nombre. Se les dice que deben pensar en las cualidades y capacidades que creen que poseen sus compañeros y compañeras. Una vez escritos los nombres, cada participante pasa su folio a la persona que tiene a la derecha la cual deberá escribir una cualidad de la persona cuyo nombre aparece en el folio. Todas las hojas se van moviendo dentro del círculo hasta que llegue a la propietaria del mismo.

Materiales: folios y blanco y bolígrafos.

  • “El ovillo de lana”: todo el grupo se coloca en círculo. La persona que tenga el ovillo de lana pensará en dos cualidades que tiene y dirá la siguiente frase: “Quiero ofreceros……….. (cualidades positivas)”. Una vez dicha la frase lanzará el ovillo (sin soltar la lana) a otra persona la cual dirá las cualidades que desea ofrecer al grupo. Y así sucesivamente hasta que todo el grupo haya participado. Es importante pasar el ovillo a las personas que tengamos lejos, ya que así se formará una figura de lana más bonita.

Materiales: ovillo de lana.

Musicoterapia.

Libera estrés y tensión, fomenta la relajación y la expresión individual.

  • “Canciones para el recuerdo”: se les reparte un folio a cada participante y seguidamente escucharán una canción. Cuando finalice, deberán escribir tres o cuatro palabras sobre las sensaciones que han tenido, recuerdos y pensamientos. Luego lo comentaran en gran grupo. Es importante elegir una lista de unas cinco o seis canciones que vayan acordes con la edad del grupo para así, potenciar el recuerdo de sensaciones positivas y momentos importantes de sus vidas. En general, las canciones que se suelen utilizar en este tipo de actividades llevan a los participantes a revivir anécdotas muy divertidas y entrañables relacionadas con el tiempo de ocio de su juventud.

Materiales: folios, bolígrafos, canciones y reproductor de música.

  • “¿Bailas?”: para esta actividad elegiremos canciones que conlleven alguna coreografía muy conocida. Con la primera canción el grupo debe bailar de manera individual realizando los movimientos de la coreografía correspondiente. En la segunda canción lo harán por parejas; en la tercera en grupos de tres o cuatro personas; en la cuarta, una persona en el centro del círculo y las demás imitándola. Las posibilidades son infinitas y con cada canción iremos modificando los grupos. Además de la diversión evidente, esta actividad sirve para que las personas que conocen la coreografía de la canción, enseñen a las que no la saben, creando un vínculo de complicidad y entretenimiento entre ellos y ellas.

Materiales: canciones y reproductor de música.

Ejercicios de risoterapia.

Con esta técnica se logra liberar una gran cantidad de endorfinas, lo cual lleva a una importante sensación de bienestar. Es ideal para eliminar la ansiedad, depresión, dolor, insomnio, etc.

  • “¡Hazme reír!”: todo el grupo se desplaza por la sala y al cruzarse con alguien deben detenerse y hacerse reír mutuamente mediante movimientos, muecas y sonidos. Solo hay una norma, no pueden hablar.

Materiales: ninguno.

  • “Globos locos”: se le reparte a cada participante un globo y un rotulador permanente. Seguidamente lo inflan, lo atan y le dibujan una cara graciosa (guiñando un ojo, sacando la lengua, haciendo muecas, etc.). Más tarde se colocan en círculo y van mostrando por orden la cara de su globo; todas las personas deberán imitar la cara que se muestra. La actividad finaliza cuando cada persona haya mostrado su globo.

Materiales: globos y rotuladores permanentes.

Juegos al aire libre.

Propician la actividad física cuyos beneficios son múltiples, ya que disminuyen los efectos del envejecimiento.

  • “Torneo de bolos”: se puede realizar por parejas o individualmente. El terreno debe ser plano y de tierra. Esta actividad recreativa desarrolla la musculación, la percepción de la distancia y la flexibilidad.

Materiales: bolos y pelota.

  • “Stretching”: esta actividad junto a Pilates se encuentra en pleno auge. Consiste en el estiramiento de los músculos mediante un tipo de gimnasia suave. Mediante música se pueden realizar coreografías de estiramientos que además de proporcionar diversión, fortalecen la flexibilidad y la amplitud de los movimientos del cuerpo.

Materiales: pistas de audio y reproductor de música.