Cuando los niños y niñas son pequeños, sobre todo hasta los seis años, su mayor aprendizaje se produce de forma natural a través del entorno. Los objetos que los rodean se convierten en estímulos a los que asocian palabras debido a la repetición constante que el resto de las personas hacen del nombre de dicho objeto.

Los bits de inteligencia se basan en este tipo de estimulación temprana. Son tarjetas que muestran el dibujo o fotografía de un objeto o concepto. Mostrar a los niños y niñas estas tarjetas repetidas veces, a la misma vez que se dice el nombre de lo que representan favorece y amplía su aprendizaje del entorno. La clave es enunciar siempre en voz alta lo que representa para que puedan crear la asociación imagen-sonido.

Actualmente en educación se usan bastante ya que se ha comprobado su efecto en la estimulación temprana; es por este motivo que se suelen usar en educación infantil, aunque no hay que olvidar que dependiendo de los conceptos que queramos que los niños y niñas interioricen se pueden utilizar en edades superiores, o incluso con personas con la enfermedad del Alzhéimer para reforzar y potenciar la memoria.

Los conceptos pueden ir desde formas geométricas hasta animales, sentimientos o incluso vocabulario en otro idioma. Algunos de los bits llevan también la palabra escrita.

Nosotras pensamos que es un buen material de estimulación por tres motivos principales:

  • Son de fácil creación.

  • Conlleva beneficios como la ampliación de vocabulario, el desarrollo visual y auditivo, y la estimulación de la memoria.

  • Se pueden incluir dentro de proyectos educativos más significativos para reforzar los conceptos aprendidos.

Como ya habréis observado por algunos de nuestros artículos, tenemos especial interés en la inteligencia emocional, y pensamos que los bits de inteligencia pueden estimular el reconocimiento visual de las emociones en las demás personas, y el aprendizaje de los conceptos, es decir, saber reconocer y nombrar sentimientos.

Pensamos que cuanto antes se estimule a los niños y niñas en este sentido, antes tomaran conciencia de sus propios sentimientos y de los de las demás personas, podrán nombrarlos y comenzarán a hablar sobre ellos; y esto, es una base magnífica para un posterior desarrollo cuando tengan más edad.

Por este motivo, hemos elaborado una serie de bits de inteligencia sobre sentimientos que podéis descargar e imprimir fácilmente en casa. Es importante que recordéis que es un material con muchas posibilidades. Su principio básico es mostrarlo y repetir el nombre varias veces al día, pero podéis dejar también que niños y niñas los manipulen, repitan el nombre, e incluso podéis inventar juegos. Ya sabéis,… ¡en educación siempre es necesaria la imaginación!