“No sólo duelen los golpes” es el nombre de un espectáculo que hace un par de años se representó por nuestro país con una gran acogida y dejando al público estremecido. Pamela Palenciano es la encargada de poner en escena un monólogo que combina el humor con situaciones dramáticas y que lleva a cada persona del público a sentirse identificada, puesto que se ven reflejadas en situaciones, comportamientos y mensajes que están tan normalizados en nuestra sociedad, que hay hasta quién los llama “naturales”.

Nuestra sociedad mantiene la desigualdad entre hombres y mujeres a través de diversos y complejos mecanismos, los cuales intentan ser visibilizados por Pamela en el escenario.

Ella habla desde la experiencia, fue víctima de violencia de género en su adolescencia, de los 12 a los 18 años. Nunca denunció porque ni si quiera era consciente de su situación, y ahora se dedica a denunciar este tipo de agresiones con sus monólogos, los cuales van dirigidos en la mayoría de las ocasiones a un público adolescente. En esta etapa es donde comienzan las relaciones de pareja y los chicos y chicas se van dejando arrastrar por los mensajes que la sociedad trasmite, creando relaciones de pareja donde se establece una jerarquía, aferrándose a un modo de amar que no es sano y que en algunos casos llega hasta el último extremo de la violencia machista.

Una puesta en escena que no tiene desperdicio y que rescatamos aquí para hacer posible el análisis y reflexión de nuestros comportamientos, de cómo construimos las relaciones de pareja y como afianzamos, de una manera u otra, la desigualdad existente entre hombres y mujeres.

El video que os presentamos pertenece a una de estas intervenciones realizadas en la Facultad de Psicología de Madrid. Esperamos, que como a nosotras, no os deje indiferentes.